Criptoeconomía y Real Estate

La criptoeconomía está reseteando los modelos económicos de todas las industrias.

Pero: ¿de qué se trata la blockchain y la tokenización?

¿Una nueva moneda? ¿Un modelo disruptivo de financiamiento? ¿La opción de crear NFT de inmuebles antes o después de construirse? ¿Nueva estructuración legal de las transacciones?

Se trata de todo esto y mucho más. Comprender este nuevo marco conceptual resultará clave para diseñar y operar los nuevos negocios inmobiliarios, los que basados ahora en la tecnología Blockchain generará un impacto de dimensiones inéditas para el Real Estate.

Llega a tal punto esta dirupción que ya se habla de una industria financiera – en el mundo real o en Metaverso – exportable, con acceso a nuevos inversores ahora desde pequeños montos y a escala planetaria, invirtiendo con criptomonedas o eventualmente vía bancos, con mercados secundarios líquidos y de alta rotación; y con casi inexistentes barreras tanto de entrada como de salida de la inversión.

Lo anterior abre un Universo de nuevas fuentes de financiamiento para el sector, incorporando la tokenización y/o NFTeización de desarrollos inmobilarios, mediante la colocación de Tokens/NFT´s – con o sin oferta pública – con tokens que contarán con máxima liquidez autónoma gracias a las DeFi (Finanzas Descentralizadas), conformando un atributos sumamente innovadores.

Ahora pequeños inversores – muchos aspiracionales con el Real Estate – tendrán un facilitado acceso a nuevos instrumentos de inversión hasta ahora inexistentes para un público que comienza a valorar “tener cosas” y no dólares en el colchón.

Un verdadero cambio que redefine la forma de pensar, estructurar y financiar el Real Estate 3.0.

Para ello debemos incorporar nuevos modelos mentales que comprendan el potencial de la Internet del Valor, ya no de la información. Los protagonistas de estos nuevos modelos de negocio deben incorporar conocimientos y praxis disruptivas: criptoeconomía, tokenización, NFTeizaición, criptomonedas, DeFi, Pools de Liquidez y otras tantas innovaciones, todo lo cual sienta las bases del ahora denominado CriptoRealEstate, CriptoRenta o CriptoM2.

No es lo que viene. Todo esto ya está aquí.

 

Por Reporte Inmobiliario

Compártelo en tus redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on google