El Real Estate y las criptomonedas: una alternativa que se instalará de a poco y se suma a este nuevo estilo de negocios

El mundo financiero virtual no para de generar opciones interesantes, pero en estas latitudes se crece con un ritmo más lento. Algunos consideran, sin embargo, que avanza más de lo que se cree. Se sabe que esos medios digitales se aplican también al Real Estate en inversiones y transacciones donde se realizan montos muy altos. En el país estas nuevas alternativas que han llegado para instalarse se incorporarán seguramente cuando las cuestiones legales respaldan la importancia de esta sofisticada y nueva forma de pago.

Para Marcelo Saúl, director comercial de Oslo Propiedades, “las criptomonedas son un medio digital de intercambio, similar al dinero, pero de manera virtual, que utiliza criptografía para asegurar la titularidad, la seguridad de las transacciones y la creación de nuevas unidades. Los más conocidos son Bitcoin y Ethereum, pero existen miles de criptomonedas y se crean nuevas todos los días. Se pueden utilizar como medio de pago, pero tienen la cualidad de facilitar el intercambio en segundos entre las partes, sin importar el monto de la transacción que puede ser mínimo o hasta montos millonarios, con la misma facilidad. Por sus características mucha gente los considera efectivo digital”.

Agrega que “esta interesante alternativa puede traer grandes beneficios al Real Estate, donde los montos de las operaciones suelen ser altos y generan distintos peligros a la hora de manejar pagos en efectivo y trabas en transferencias tanto en pesos como en dólares. La adopción de las criptomonedas en el mercado inmobiliario actual de Argentina es todavía muy incipiente. Si bien es un tema muy conocido en la ciudad de Buenos Aires, todavía se observa cierto desconocimiento sobre la seguridad y la legalidad respecto de operar con criptomonedas para transacciones inmobiliarias”.

Además explica que “todavía no es considerado por la ley Argentina como un medio de pago reconocido por el Banco Central, con lo cual en una compraventa, el uso de criptomonedas debería ser considerado como una permuta a efectos fiscales. Creo que su uso será incorporado de a poco en el mercado una vez que se observen sus grandes beneficios para todas las partes intervinientes. Existen distintas monedas denominadas Stable Coins, cuyo valor sigue el de una divisa determinada. Por ejemplo, existen BUSD, USDC, USDT y DAI entre otras que son criptomonedas que valen 1 a 1 con el dólar estadounidense. Esto lo hace la moneda ideal para realizar transacciones de inmuebles ya que es la moneda habitual en la que se evalúan los inmuebles en esta ciudad”.

El directivo sostiene que “en cuanto a la forma de pago no hay duda que se sustituye, aunque el fin es el mismo. Hoy, el mercado inmobiliario está valuado en dólares, por ende, las Stable Coins reemplazan el dinero en efectivo o la transferencia en dólares y el resultado es el mismo, pero el medio es otro. En cuanto a invertir desde ya que las criptomonedas son un mundo de inversión diferente al del Real Estate, ya sea en atesoramiento de distintas monedas o tokens como adherirse a distintos productos financieros que ofrecen las finanzas descentralizadas. Sin embargo, hay que decir que los ladrillos serán una inversión segura y muy conveniente para los inversores más tradicionales. Creemos que de a poco el país se actualizará a las nuevas tecnologías. Aunque por ahora en el mercado no se observan muchos cambios, la mayoría de los jugadores sabe que la tecnología blockchain y las criptomonedas en un futuro no muy lejano serán adoptadas en casi todos los rubros y el Real Estate no será una excepción”.

Por su parte, Néstor Kreimer, CEO en Criptokuántica, analiza el tema: “Las criptomonedas están tomando un protagonismo inédito. Todos conocemos – si es que no somos nosotros mismos – a personas que se han volcado a este mundo, que hoy afirman que pasaron de ahorrar en dólares, a estas nuevas manifestaciones de valor. Lo interesante de este proceso es la vinculación que incipientemente surge entre lo cripto y la industria del Real Estate. Ya no nos sorprende que las operaciones inmobiliarias se paguen con criptomonedas – para lo cual se utilizan las denominadas Stable Coins ligadas 1 a 1 con el dólar – e incluso que algunas propiedades cotizan directamente en ellas”.

Comenta además que “esas criptomonedas son activos digitales que gozan del atributo de poder ser únicos, ya que emplean un cifrado basado en matemática criptográfica y que garantiza su unicidad para el titular. Así como asegura la integridad de las transacciones, controlando que se creen sólo las unidades previstas y no más, generando de este modo un dinero sin gobierno ni bancos centrales. Esa tecnología permite validar la inmutabilidad de las transacciones, su transparencia – cualquiera puede consultar cada transacción – sumado a su trazabilidad en tiempo real. Además implica una disrupción de todo lo conocido. Ahora puede haber valor monetario que se transmite entre pares (el “p2p” o “peer to peer”), sin necesidad de una autoridad central validadora. Esto resulta inédito en la historia de los sistemas financieros”.

Respecto de este tema incorporado al Real Estate, permite eliminar el manejo físico del dinero, con niveles de seguridad inexistentes hoy. Kreimer agrega: “Ya no hay que trasladar cash, pues ahora en su versión cripto viajan en nuestro teléfono móvil como saldo en una billetera virtual o wallet. En una escritura que se pague en la Stable Coins Tether, cuya sigla es USDT, el escribano actuante deberá validar la transferencia entre wallets, lo cual implica la cancelación del precio, aunque nadie entró ni salió con dinero de la escrituración. Y en el texto dirá que el precio se ha cancelado en especie, por medio de un bien inmaterial, en este caso, la criptomoneda que equivale a los conocidos dólares”.

Cuando se piensa si estas opciones sustituyen la forma de pagar o invertir, Kreimer define que falta maduración. “En tres años nos sorprenderemos de cómo las criptomonedas se incorporan a la cotidianeidad de las transacciones. Además frente a la posibilidad de que exista financiación desde el ecosistema cripto o DeFi responde que sin dudas se dará, más aún con las inéditas combinaciones que permite la digitalización de los activos. Los procesos de tokenización y “NFTeización” (crear NFT o Token no fungibles de inmuebles construidos o en pozo), permitirán redefinir la industria completa y se podrá diseñar nuevas ingenierías financieras por fuera de los sistemas institucionales. La desintermediación masiva ha llegado. Ahora estamos más libres para generar nuevos encuadres de negocios, entre pares, sin autoridad central alguna. Un genuino nuevo mundo para el Real Estate”.

 

Por Argenprop

Compártelo en tus redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on google