La tokenización de activos como inversión refugio II

¿En qué punto nos encontramos ahora en 2020?

La necesidad de inversión a día de hoy y después de COVD, no ha desaparecido, es decir, las familias y las empresas siguen generando valor, ahorro y beneficio. Es más, aquellas inversiones o depósitos , están en un proceso de optimización y de búsqueda de nuevas y mejores rentabilidades. Con lo que, porque no abordar el punto de fricción de las inversiones inmobiliarias:

  • El capital elevado: los pequeños inversores, no pueden acceder a la inversión.
  • La obligatoriedad de mantener la inversión a largo plazo.
  • Los impuestos y otros gastos derivados de la compra-venta.
  • El tiempo de espera entre la compra y la venta. (liquidez muy reducida).
En el gráfico observamos los sectores tractores despues de COVID ´19

Pero a la vez mantener los puntos de oportunidad de la inversión en activo inmobiliario.

  • La garantía de un activo físico.
  • La reducida volatilidad en caso de caída de precio del mercado inmobiliario.
  • Oportunidades de negocio en suelo urbano consolidado.

4. Entonces.., ¿Cómo unir oferta y demanda?

Desde la entrada de blockchain como elemento de cambio social y de traspaso de valor digital, se denomina el internet del valor, se han abierto muchas posibilidades y ha aplanado y reducido las condiciones de entrada a nuevos players. Blockchain está permitiendo:

  • Reducir las comisiones de compra venta de activos digitales.
  • Transparencia y confianza entre las partes.
  • Velocidad de la transacción.
  • Entrada a micro inversiones.

Pero no quiero en este post quedarme en términos genéricos o en puntos de mejora globales, sino poner el foco en que supone la tokenización y el impacto en el individuo.

La tokenización es la digitalización o virtualización del valor que tiene un activo físico, partiendo de la base de que el activo tiene un valor real y que siempre alguien estaría dispuesto a pagar por él mismo.

Esta parte es quizás la más sutil, pero la más importante, valor para un tercero, por ejemplo Dalí seguramente en sus primeros esbozos no dio valor a los mismos, pero un tercero seguramente si y pagaría por ellos. Y hoy en día, mucho más (evolución del precio del activo)

5. Tokenizar el valor real

¿Qué es susceptible de tokenizar? Cualquier cosa que tenga valor para un tercero, y en este punto, tokenizar algo tan físico como una vivienda o un inmueble, quizás sea la transición más sencilla a hacer entre el mundo cripto y el mundo tradicional. Porque es algo material tangible, en el que un gran porcentaje de personas ha aceptado y acepta como inversión segura.

Ahora bien, todavía existen muchas limitaciones a nivel legal sobre el traspaso de un valor no digital a 100% digital, especialmente si entramos en la clasificación de utilities, securities, etc. Puesto que aunque la tecnología vaya varios años por delante de la regulación, debe adoptar formas más conservadoras y cumplir requisitos mínimos para poder difundirse y comercializarse.

La primera aproximación valida es la tokenización de los derechos sobre el activo inmobiliario, de tal manera, que dado que la transmisión física a través del registro de la propiedad no es posible aún, si se digitalice todo lo que representa dicho activo: en derechos, ingresos o valor que aporta.

Con lo que un bien inmueble estaría representado por un número concreto de tokens, que representan el derecho real sobre el mismo: derecho de alquiler, derecho de cesión, etc. Ahora mismo este tipo de tokenización no se puede elevar a una escritura pública, dado que solicitan que el derecho sea real y existente.

Pero sí nos fijamos en el valor que tiene para un inversor un activo inmobiliario, se centra en dos parámetros: plusvalía del valor en caso de venta y renta por alquiler. El resto de características son irrelevantes para él.

Mercado potencial al que apunta la tokenización inmobiliaria. Fuente: Howmuch.net

De tal manera, que él token en palabras sencillas, es un contrato automatizado, donde el emisor de los tokens, se compromete al pago de las plusvalías generadas por el inmueble o/y de la renta de alquiler. Obviamente en dicho contrato se estipula que el inmueble es de cesión o uso exclusivo para éste fin.

Todo este proceso tiene una inmediatez sin precedente, sí se trabaja en cripto directamente. Pero no excluye hacer el proceso de conversión a Fiat. Con lo que todo inversor ser de cripto o no, es susceptible de entrar.

En el siguiente post, entraré en más detalles sobre las posibilidades y oportunidades de éste mercado, que a la vez que es muy tradicional debe adaptarse a las nuevas exigencias de inversores y usuarios.

Hablaremos de las barreras de entrada a la inversión extranjera dentro de un país, de la necesidad de acceder a nuevos pequeños inversores, a la liquidez de un sector que acumula mucho valor,..etc.

Por Marcos Carrera

Compártelo en tus redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on google